Boulevard Comitán 266, colonia Moctezuma; Tuxtla Gutiérrez, Chis.

Visita mis redes:
Tratamiento

Blanqueamiento dental

Consiste en un tratamiento estético que busca la eliminación de las manchas que se alojan en las piezas dentales para resaltar un color más blanco y más brillante de los dientes.

Es de especial importancia que los dentistas estén capacitados para el manejo de los agentes blanqueadores, siguiendo un protocolo adecuado de diagnóstico, planificación del procedimiento y mantenimiento de los resultados

Por otro lado, la población debe concebir este tratamiento como un proceso médico que ha de ser realizado bajo la supervisión de un dentista, y únicamente realizado en la clínica dental.

 

Tipos de blanqueamiento dental

La clasificación del blanqueamiento dental depende del diente al que se le aplica el procedimiento.

Este tipo de blanqueamiento puede ser de dos tipos diferentes:

Blanqueamiento dental realizado en la consulta odontológica. Se lleva a cabo en la clínica dental mediante la aplicación de un agente blanqueador a base de peróxido de hidrógeno al 35%, pudiendo ser este activado por una fuente de luz.

Se trata del método muy eficaz, ya que se maneja una alta concentración del componente blanqueante bajo el control de un dentista.

 

Blanqueamiento ambulatorio con la supervisión de un dentista. En este tipo de blanqueamiento la concentración de perióxido de carbamina es del 10%. Se elabora una férula a medida para el paciente en la que se aplicará el agente blanqueador, con el fin de evitar cualquier posible contacto con los tejidos periodontales.

El motivo de la decoloración en dientes no vitales suele deberse a la presencia de productos hemáticos o bacterianos dentro de los conductos (necrosis pulpar). Este tipo de blanqueamiento se realiza en la consulta dental y consiste en la eliminación de todos los agentes decolorantes y tejido necrótico existente de la cámara pulpar en dientes endodonciados.

La decoloración de los dientes no vitales se debe a la muerte del nervio de la pieza y han sido rellenados con material. Generalmente esto es causado por la presencia de agentes bacterianos.

Existen dos métodos para blanquear dientes no vitales.

Técnica inmediata. Consiste en activar la mezcla de perborato de sodio con peróxido de hidrógeno al 35% a través de un instrumento caliente. El resultado obtenido se observa al instante.

Técnica ambulatoria. Se aplica la mezcla realizada con perborato de sodio (Amosan en polvo) y peróxido de hidrógeno al 35% (Superoxol), se lleva a la cavidad de la cámara pulpar y se coloca una obturación temporal en la superficie. Se trata de un proceso más prolongado.

También se puede llevar a cabo una combinación de ambas técnicas.

Blanqueamiento dental

Servicio de calidad, hecho
por una especialista.